Ideas tontas.

Mar 17, 2021

Sé que como mujer me debería dar miedo envejecer. Al menos eso es lo que se me dice. Que cuando la piel se me arrugue y el pelo se me llene de canas voy a "valer" menos. Y que mientras más pasen los años, más se me van a notar los daños.

Me dicen que estoy a punto de ya no ser objeto de deseo. Que ni los hombres ni las mujeres me van a voltear a ver y que voy a pasar de atraer miradas y piropos a volverme invisible. Entonces que debo empezar a cultivar otros atributos que no tengan nada que ver con la belleza... ¿qué tal si aprendo a tejer? Seguro se me da.

Igual y debo empezar a ir a pilates o algo más suave, tai chi o yoga restaurativo en lugar de insistir en aprender aéreo y colgarme de cualquier objeto que me pongan enfrente. Y de entrenar parado de manos ni hablamos, eso seguro me va a lastimar los hombros, las muñecas y el ego, porque para ser honesta no voy muy bien que digamos.

Tal vez deba empezar a cuidar más mi alimentación por aquello de que con los años "te cambia el metabolismo" y se van acumulando los kilos. Supongo que debo enfocarme en comer ensaladas y verduras al vapor y queso panela, eso es lo que veo que hacen. Estoy segura de que mi hábito de comer cuadritos de chocolate a lo largo del día sería desaprobado. Sobre todo en estos tiempos en los que el azúcar es el demonio mismo.

Y ya que andamos en esas, quizá debo cambiar de amigas y buscarme unas mas señoriales que estén involucradas en proyectos filántropos y que cocinen perfecto en lugar de las mías que hablan de sexo, arte y fuman como chacuacos.

También se me ocurre que con la edad mis tatuajes van a salir sobrando, dicen que entre más grande los garabatos dan mala imagen pero es que, ¿ya qué hago?.

Ayer pensé en todas estas cosas y un poquito sí me agobiaron pero por suerte tengo mala memoria y ya se me olvidaron.

K