El limbo de los sueños.

Mar 17, 2021

Hace poco me descubrí dentro de un espacio nuevo; se trata de un limbo extraño entre estar dormida y despierta y me sucede en las mañanas, cuando mi conciencia empieza a emprender el viaje de regreso a la realidad del mundo de los sueños.

No sé si antes también hacía ese recorrido pero yo no lo notaba o si lo hacía más de prisa, tanta que terminaba siendo imperceptible. Creo que no importa mucho cómo era antes y porqué es diferente ahora. Eso lo he aprendido recientemente, no darle demasiada importancia al pasado y al por qué de las cosas. Por fin voy entendiendo que tiene mucho más valor enfocar la energía en lo que sucede en el ahora.

Un día le pregunté a mi esposo si al él también le pasaba, eso de darse cuenta que estaba en un lugar intermedio entre estar dormido y estar despierto y me dijo que no. Que a lo mucho se le empieza a aligerar el sueño pero sigue ahí metido hasta que algo lo despierta. También le pregunté a mis amigas y me vieron con cara de confundidas. Quizá fue mi culpa por no saber expresar en palabras mi experiencia.

En general me considero buena para explicar las cosas, se podría decir que tengo facilidad de palabra. Pero hay algunas cosas que es muy difícil encasillar en el lenguaje, como si las descripciones o los títulos le quedaran cortas a la experiencia. El ejemplo más claro de ello es el amor. ¿Cómo decir lo que se siente? y en ese caso, ¿cómo  saber si lo que uno considera amor es igual a lo que es para otro? Claro, podemos hablarlo y llegar a acuerdos pero en realidad nunca vamos a compartir la misma experiencia. Como cuando de pequeño te preguntas si el color que tu consideras que es azul es el mismo que el azul de otra persona. ¿Alguna vez te lo preguntaste o fue solo yo?

Pero volviendo al limbo de los sueños, te contaba que mi conciencia camina lentamente hacia ese espacio en las madrugadas y se queda ahí por un tiempo indefinido. Me da la impresión que a veces se mete ahí escapando del ruido y del caos de lo soñado. A veces se sienta en el piso de ese cuarto vacío y se queda en silencio. y otras me hace preguntas que yo misma me respondo, ¿qué es lo que verdaderamente estás necesitando? ¿cómo crees que puedes crecer a partir de esta experiencia? ¿qué te esta diciendo tu miedo?

No hay tema ni pregunta qué este fuera de su alcance.

Me estoy dando cuenta que hablo de ella como si no fuera yo, y es que la verdad en este punto no estoy segura de serlo. No me refiero a dobles personalidades ni voces que habitan en la cabeza, ni nada de eso. Me refiero a esa parte muy personal y secreta que habita en nuestros adentros pero que no tenemos bien integrada. Al otro yo. A la sabia e intuitiva. A la voz interior.

El otro día le pregunté a mi maestra de Tarot sobre ese espacio y me dijo que ella lo conoce. Que ahí puedes meditar y aprovechar para conectar contigo. Todavía no estoy segura cómo hacerlo pero lo voy a seguir explorando. Ya les contaré más adelante qué descubro, por ahora es todo lo que tengo que decir.

Gracias por leerme.

Les mando besos.

K